domingo, 19 de agosto de 2012

QUE CUENTO MAS LARGO UUUUF....

Buscaba y rebuscaba, 
pero, no encontraba sus medias,
hasta retiró la cómoda  de su madre,
pues solo quería encontrar sus medias "pero"....
Detrás, vio una pequeña puerta,
extrañada se acercó,
pues durante cuarenta años,
en esa casa vivió, y nunca vio esa puerta.
La miró de arriba abajo, 
porque no era normal, 
una puerta tan chiquita,
no se lo pensó,  se agachó y entró,
vaya sorpresa!!por dentro caminaba con alto techo,
el camino era de piedras,
unas blancas y otras negras,
aun con su edad, María, empezó a saltar entre  piedra y piedra,
le era grato sentir la alegría de vivir!!

De pronto, un mundo se abrió ante ella,

ese que nunca tuvo ,la absorbía la alegría,
mientras, por sus mejillas, corrían lágrimas de niña,
no puede ser!! se decía una y otra vez,
mi mundo mágico, el que siempre deseé!!,
las Hadas, le sonreían los Elfos, reverencia le hacían,
los Duendes,unas finas zapatillas pusieron ante ella.

María póntela,era una dulce voz que le hizo dar la vuelta,

Mama!! al momento, María quedó tranquila,
como una pequeña niña sintiéndose segura,
que es esto? pregunta María,
-lo que te faltó en tu vida,respondió su Madre,
María volvió a preguntar,
-pero, por que lo tenias escondido Mama?
-no lo tenia escondido mi niña,lo tuviste siempre a la vista,
pero querías ser mayor, y, te pasaste éste capitulo de tu vida.

María asintió,de pronto, cae en la cuenta que su Mama marchó,

que no era una niña ,sino una señora, no muy mayor,
cerró los ojos, pensando que era solo un sueño,
pero cuando los abrió se percató del color de las piedras,
todo seguía igual!
su Mama la miraba con devoción,
las Hadas, desenredaba su trenza,y, las zapatillas,ya las tenía puesta.

Su vestido ya no era oscuro,

era de un color fucsia anaranjado,
como el que tenía guardado en un rincón de la casa, 
desde que su Mama marchó,
pues solo tenía diez años cuando el vestido guardó, 
y las zapatillas no eran tal, eran sus zapatos favoritos de charol.
Al siguiente día, cuando despertó, 
en su mesita de noche, una carta encontró,
con temblorosas manos, la abrió:

Cada vez, que desees ponerte, los zapatos de charol,

pónte, ante la puerta, que te abriré yo,
mi niña guapa y hermosa,
que siempre quiso ser mayor.

FANTASIA


19 comentarios:

  1. Que bello Teresea!!
    Que feliz tubo que ser Maria en esos momentos ,creo que maria no queria ser mayor ,seguro que es lo que le toco vivir en su momento y la vida la hizo hacer mayor.......
    Maria ,es encantadora y es feliz , es lo mas importante .....
    Maria eres un ejemplo y te admiro ,permite a Fantasia que siga con tu relato ,besos






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bella,gracias, en otros tiempos las cosas no eran como ahora,pero nunca es tarde para lo bueno.
      Besos amiga

      Eliminar
  2. Se me ha hecho corto Teresa, es precioso. A los niños, ninguna circunstancia les debería hacer perder su niñez, porque luego ya es tarde, pero mira, todo puede ser, como en tu cuento.

    Buena semana, besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ion-laos,dentro de la fantasía la realidad se queda quiquita.

      Besos!!:)

      Eliminar
  3. Esta absolutamente magnifico, tierno y muy bien escrito.

    Te dejo un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo,es todo un halago !!
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola teresa , me ha gustado tu cuento, siempre tienes ternura para dejarnos con tus personajes.
    Yo también te doy las gracias
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sor.Cecilia, no hay por que!.
      Mil besos

      Eliminar
  5. Bello cuento lleno de musicalidad y ternura. Eres genial, amiga. Da mucho placer leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alma,tu si que eres genial!! me alegra verte de nuevo.
      Muchas gracias
      Mil besos

      Eliminar
  6. ¡Qué bella historia, Teresa ... todos debemos tratar bien a nuestro niño interior, porque es lo que da color y frescura a nuestras vidas ...
    Gracias por su visita!
    Abrazos

    Bíndi y Ghost

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nosso,tienes razón.....gracias por pasar.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Oh que dulce historia , te mando un beso y ten una linda semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Citu,me alegro que te guste.
      Gracias.

      Mil besos

      Eliminar
  8. Ke historia más bonita! Y que verdad que es, las cosas más sencillas de la vida, las que nos hacen sentir niñ@s otra vez las tenemos delante y muchas veces no las vemos, que cegados estamos dulce Teresa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gataky, siempre tan amable,a veces se nos pasa lo mejor.
      Besos!!:D

      Eliminar
  9. Por favor que historia tan bonita, yo también me he sentido una niña leyéndola !! estoy segura que en cada casa hay una puerta como esa, para todas las personas que se hicieron mayor sin haber disfrutado de su niñez !!! Muchas gracias Fantasia por hacernos sentir asi!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maite,siempre hay que vivir el momento para perderse lo menos posible.
      Besos:)

      Eliminar
  10. ¡Qué profundo y que verdad!, Nunca fui niña, ni joven ni nada, pero no por culpa de querer ser mayor sino porque era especial y ahora, ya solo tengo lo que me reste sin fuerzas y sin depender de mi misma, con una lucha continua, para que me vean un ser humano y no una silla molesta, que ni tiene derecho a viajar y si lo hago es a base de enfrentarme y enfrentarme con la consiguiente repercusión en mi salud...Un abrazo amiga

    ResponderEliminar

Si no te gusta lo que lees,,, estás en tu derecho a decirlo,
lo único que te pido,es respeto.

Gracias