martes, 18 de septiembre de 2012

LA LUNA ENAMORADA...

Sentada en la orillita del Mar
se me llevaron los vientos
cuando empecé a contar
que no existía entendimiento
entre la Luna Y el Mar.

Entonces un poquito mas allá

en la arena, me gritaba 
un viejo lobo de mar
que no!! que no!!
yo callada, pues solo quería oír
una vez mas, otra de las historia 
del ilustre pescador
por eso hice mención 
sobre la Luna y el Mar.

El enojado marinero empezó a contar:

cuando navego en mi barco 
fuera de la bahía
y la Luna está llena, 
se refleja en las aguas 
una gran armonía
pero no te confundas, me decía
que eso no quiere decir, 
que el Mar no cambie
por una simple nube,
que tape a la vieja Luna
y ésta, lo zarandee porque 
se siente celosa
de que algo se interponga 
entre ella y el amor de su vida.

Ése que le da fuerzas 

para seguir con sus ciclos
menguante creciente etc..
pues como femenina que es 
le gusta enseñarle a su amor
cada vestido que lleva.

El enojado marinero, dejó de estar enojado

para contarme bajito sssssss
También tiene celos de las Sirenas hermosas
que de vez en cuando, sacan sus bellas colas
para presumir, que ellas, reciben el frescor
de las aguas de su Amor.

Mucho cuidado hay que tener 

pescando en alta Mar
porque de vez en cuando 
la Luna baja, para poder rosar el Mar.

Ya no le dejé seguir, porque crei que deliraba

pero me fijé en sus ojos, y me di cuenta
que lo que me estaba contando, me lo decía de veras
y yo, no soy quien, para poner en tela de juicio
aquello que me contaba 
ese viejo marinero
porque una vez, 
en barco me monté
fue en el vaporcito 
del puerto, y me maree.

FANTASIA


2 comentarios:

  1. Uy que tierno hasta me inspiraste, te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar

Si no te gusta lo que lees,,, estás en tu derecho a decirlo,
lo único que te pido,es respeto.

Gracias